NOTICIAS | NOVEDADES
Tiempo de reflexión
Cómo vivir la Semana Santa

Acompañemos a Jesús en su sufrimiento y aprendamos a imitarlo día con día. Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender por qué murió y resucitó.

Domingo de Ramos:

Celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, nosotros llevamos nuestras palmas a la Iglesia para que las bendigan ese día y participamos en la misa.

Jueves Santo:

Jueves en que Cristo instituyó el sacramento de la Eucaristía. Se recuerda la Última Cena,  el Lavatorio de los pies, la institución de la Eucaristía y del Sacerdocio, y  la oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní.

En la mañana de este día, en todas las catedrales, el obispo reúne a los sacerdotes en torno al altar y, en una Misa solemne, se consagran los Santos Óleos que se usan en los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Orden Sacerdotal y Unción de los Enfermos.

Todos estamos invitados a celebrar la cena instituida por Jesús.

La visita de las siete iglesias: La Iglesia pide dedicar un momento de adoración y de agradecimiento a Jesús. Este es un día solemne. En la visita de las siete iglesias se acostumbra llevar a cabo una breve oración en la que se dan gracias al Señor por todo su amor al quedarse con nosotros. Esto se hace en siete templos diferentes y simboliza el ir y venir de Jesús en la noche de la traición.

Viernes Santo

Día en que crucificaron a Cristo en el Calvario. Recordamos cuando Jesús muere en la cruz para salvarnos del pecado y darnos la vida eterna. Ese día no se celebra la Santa Misa.

Podemos leer el Evangelio de San Juan, capítulo 18, versículos 1-19, 42; guardar el ayuno y la abstinencia, rezar el Vía Crucis y meditar en las Siete Palabras de Jesús en la cruz. A las tres de la tarde, recordamos la crucifixión de Jesús rezando el Credo.

Sábado Santo o Sábado de Gloria:

Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua:

Es el día más importante y más alegre para todos los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.

IMAGENES
DOCUMENTOS RELACIONADOS

INSTITUTO SUPERIOR "SAN JOSÉ" I-27
Tel: +54 379 443 6485 - Int. 33 - Av. Sarmiento 1953 - CP 3400 - Corrientes, R.A.
estudio complot